Esperanza en la basura

Esperanza en la basura

Esperanza en la basura. A primera vista, eso es lo que parece, pero tenemos que intentar recuperarla, para eso está en el contenedor adecuado ;D

Ha llegado a mí esta imagen que no he podido evitar compartir.

La imagen se puede ver simplemente como algo que ha pasado de moda y se abandona en la basura, pero es difícil que, al observarla, las personas que tienen una sensibilidad un poco superior a la media (entre las que, por suerte, me incluyo) vean algo más.

Muchos verán en ella la esperanza por los suelos, el ánimo abandonado, la ilusión descolorida.

Pero, queridos lectores, … ¡hay que seguir!

Tenemos que continuar avanzando.

Nuestra obligación, la de todos los que aún estamos por aquí, en memoria de quienes ya no nos acompañan y para ayudar a los que caminarán en este mundo después que nosotros, es alimentar la esperanza, dar nuevo color a la ilusión y recopilar todo el ánimo posible para ganar la guerra.

No me gustan las guerras, ni tampoco el lenguaje bélico, pero permitidme que haga una excepción con esta sentencia: Quizá estemos perdiendo batallas, pero ganaremos la guerra.

Y si por algún motivo nos podemos sentir extremadamente afortunados las personas de nuestra generación con esta guerra que nos ha tocado vivir es porque estamos luchando en una guerra todos juntos, en el mismo bando, ésta no es una guerra de humanos contra humanos, afortunadamente.

No sé a vosotros, pero ese pensamiento supone para mí un gran alivio dentro de esta odiosa situación.

¡Ánimo!

La humanidad vencerá.

 

Deja un comentario