Embarazo, embarazada, ¡¡embarazados!!

Embarazo, embarazada, ¡¡embarazados!!

Hoy en día, la noticia es, la mayoría de las veces, una alegría, pero también puede ser una sorpresa, un susto, o incluso un disgusto.

Por suerte han mejorado mucho los métodos para elegir el momento adecuado para cada pareja y, casi siempre, descubrir que estáis embarazados, es la confirmación de un deseo que empieza a realizarse.

Lo siento por los chicos, pero, inevitablemente, las mujeres viven más “de cerca” el embarazo. Durante el embarazo la mujer es consciente de que una vida crece dentro de ella y no sólo por el conocimiento del funcionamiento de nuestro cuerpo, sino porque es capaz de apreciar físicamente sensaciones totalmente nuevas y desconocidas, desde las incómodas náuseas hasta las esperadas pataditas.

Las “premamis” suelen leer todo lo que llega a sus manos, o mejor dicho, a sus ojos, sobre las cuarenta semanas.

Es lo normal, no en vano están viviendo una situación que quizá sea única en sus vidas. En algunos casos pueden repetirla una o dos veces, pero, cada vez hay más mujeres que sólo disfrutan de un embarazo a lo largo de su vida.

Puede que en la primera visita al ginecólogo, después de saber que estás embarazada, empieces a escuchar términos como FPP (fecha probable de parto), ecografía, ácido fólico, estrías, contracciones, trabajo de parto, anestesia epidural,… Todo parece un mundo nuevo, y lo es. Tu médico te hará recomendaciones, escúchalas.

Seguro que, conforme vayas comunicando la noticia en tu entorno, seguirás oyendo múltiples consejos, unos más acertados que otros, algunos útiles y otros no tanto. Sobre todo tienes que hacer caso a los expertos: tu médico, tu comadrona o tu doula.

En internet también hay muchísima información, pero cuidado con los foros y las respuestas a preguntas que dan otras mamás, no siempre saben de lo que hablan.

Nosotros no queremos pasar por aquí sin darte también nuestro principal consejo para tu embarazo: ¡disfrútalo!

Aunque parezca que nueve meses es mucho tiempo, lo más habitual es que, una vez que hayan pasado, los eches de menos. Como el embarazo se considera un tiempo de espera, todos te preguntarán “para cuando te toca”. También te preguntarán “¿qué es?”, con la intención de saber el sexo del bebé, sin dar importancia a otros aspectos que sin duda son más decisivos. Créeme, lo más importante es que estéis bien los dos y, en este aspecto, tú influyes bastante.

Aprovechad en pareja el embarazo, disfrutando de los preparativos y de los momentos únicos que os irá regalando vuestra barriguita.

¡Feliz espera!

 

One Comments

  • Pedro 12 / 02 / 2015 Reply

    Muy buen consejo.
    Que sea un tiempo de espera no quiere decir que lo único que valga la pena sea lo esperado.
    Disfrutad el camino de la vida …. y el de la nueva vida!

Deja un comentario