Ser madre.

¿Qué es para mí ser madre?

 

Estoy en la ducha. Me llaman… “cariño, te está sonando el móvil…”

Aún no son las ocho de la mañana. Es muy temprano casi para cualquier llamada, no conozco el número… aun así, contesto:

  • ¿Hola?, ¡buenos días!
  • Buenos días
  • ¿Con quién hablo?
  • Es la policía….

Desde la palabra policía, hasta la siguiente, apenas pasan unos segundos. En esos escasos instantes a una madre le da tiempo a pensar que uno de sus hijos, el más pequeño, ya no está en casa,…

  • “…estamos en un local en la calle Martínez Aloy….”

En esos instantes los pensamientos son más rápidos que la consciencia. La sensación terrible de “algo ha ocurrido en Neneco” se mezcla con la de alivio de “no le pasa nada a mi hijo”.

Algo así es ser madre.

Quizá otra persona estuviese muy disgustada por el robo del que avisaba la policía: por la persiana rota; la puerta forzada; la caja registradora hecha pedazos, uno de los cuales, dicho sea de paso, se han llevado los ladrones,… Yo no estoy contenta, entre otras cosas, porque no hemos podido atenderos como nos gusta, pero el alivio al pensar que la llamada de la policía no tenía nada que ver con mi hijo, ha eclipsado un poco el malestar por el robo. Eso es ser madre. Así me siento yo.

Poco más que decir. Los hijos te hacen dar importancia a lo importante. Lo importante, lo básico y esencial en esta vida son las personas. Si tienes hijos, ellos serán lo principal, pero si no los tienes, lo serán tu pareja, tus padres o tus amigos, Todo lo demás es accesorio.

Deja un comentario