Mamá abuela

Mamá abuela.

¿Mabuela?

¿Mamabuela?

Quizá dentro de no demasiado tiempo exista una palabra similar a éstas, quizá, además, la incorpore la Real Academia Española de la Lengua al idioma castellano,  para definir a las madres tardías,  como Lina, quien, con 62 años,  ha tenido una hijita a la que ha puesto su mismo nombre.

Este nacimiento no está exento de polémica.

Lina, la mama abuela, defiende su maternidad, por supuesto. No podía ser de otra manera. Evidentemente es un bebé deseado y buscado. No podía ser de otra forma. Defiende la sabiduría de la naturaleza en sus entrevistas en televisión. ¿Perdón?, ¿cómo dijo usted?, ¿naturaleza?,… Me dejaron muy pensativa sus declaraciones y más, posteriormente, cuando me entero, al leer algo más sobre el tema, que esta señora es médico. ¿Naturaleza? Discúlpeme usted, doctora, pero hace muchos años que la naturaleza le comunicó de una forma clara, que denominamos menopausia, que usted ya no tenía edad para ser madre.

Usted puede decirnos que no ha hecho nada mal, que puede hacer con su cuerpo y con su vida lo que quiera, que deseaba ese bebé y que lo va a cuidar mucho mejor que otras muchas madres más jóvenes. No soy yo quien va a ponerlo en duda. Quizá no debería ponerlo en duda nadie.

Pero,… ¿natural?,… lo siento mucho, pero no intente convencernos con el argumento de que la naturaleza es sabía. Sí, sí lo es. Lo sabemos. Y si escuchásemos lo que la naturaleza nos dice, probablemente los avances de la ciencia irían en otras direcciones.

Para mí lo importante en este caso, estimada Doctora Álvarez, es que me lleva a replantearme los motivos por los que tenemos hijos y, mucho me temo que, en la mayoría de los casos, estos motivos son totalmente egoístas. No debería ser así. Esa es mi reflexión. Esa es la reflexión que quiero compartir hoy.

Porque la edad para buscar un embarazo, para ser madre, es una decisión muy personal, como ya comenté en otro artículo.

http://neneco.es/la-mejor-edad-para-tener-un-bebe/

Lo que ahora, además, os planteo es, ¿queremos ser madres? , o, ¿queremos tener hijos?

Pensadlo un momento, parece exactamente lo mismo, pero no lo es.

 

Deja un comentario