Lo vendo, lo regalo o lo tiro

Lo vendo, lo regalo o lo tiro.

Lo vendo, lo regalo o lo tiro.

A todos nos ocurre de vez en cuando. De repente, un día sin más, nos levantamos por la mañana con ganas de desalojar, y no me refiero al desalojo propio del cuarto de baño, quizá ese también; pero, en este caso, hablaba del desalojo de cosas, cositas, cosotas o cosuchas de las muchas que tenemos en casa.

Este proceso es imprescindible si queremos seguir llamando hogar a nuestra casa. En ocasiones habría que dejar de llamar casa a nuestras viviendas y empezar a llamarlas trastero. Creedme, sé de lo que hablo. La primera que hay que desalojar es la mía, pero, como en este momento estoy escribiendo para vosotros, no voy a ponerme a descartar trastos. Otro día.

Los que trabajamos en segunda mano sabemos que la limpieza de artículos variados en nuestros hogares es, al igual que las fases de la luna, cíclica. Vamos, dicho en palabras simples, que a todos nos da por lo mismo a la vez. Recibimos avalanchas de cosas, cositas, cosotas y cosuchas en determinados momentos y, sin embargo, en otras épocas, escasean los productos.

Y, para hacer honor al título de este artículo hay que decir que no todo lo que queremos retirar se puede vender. Si vemos en los medios de comunicación anuncios de páginas web o apps   de venta de artículos nos quedamos con la impresión de que alguien está esperando que retiremos el peluche horroroso que asusta a nuestro bebé o el arrullo color melocotón con girasoles que nos  bordó la tía-abuela  Jacinta (con todos mis respetos para las tías-abuelas y demás familiares artesanos) para venir a comprárnoslo de inmediato.

No, no es así. Si a alguien que vive en la calle y no tiene abrigo le regalas el chaquetón que usaba el abuelo en la guerra, seguramente te lo agradecerá eternamente, pero si intentas venderlo será casi imposible que lo consigas.

Decidir qué se puede vender y qué no, es cuestión de sentido común. ¿Alguien va a pagar por ese objeto? Si tenéis dudas, en todo lo relacionado con los bebés estamos aquí para ayudaros.

Y si lo tenéis claro y habéis decidido que lo mejor es donarlo, aquí os dejo algunos enlaces…

http://www.objetosusadosrastrell.es/es/

http://mamasenaccion.es/

http://proyectovivir.es/

http://www.hacesfalta.org/

http://blog.oxfamintermon.org/comprar-o-donar-en-una-tienda-solidaria-de-segunda-mano-gestos-que-ayudan/

Hay muchos más sitios donde regalar lo que no vais a usar. Os aconsejamos que os informéis antes de ir a cualquier lugar con vuestras cosas, os ahorrará viajes inútiles.

Y, ¿qué se tira? Pues sencillamente, todo lo que ya no se pueda utilizar para la función para la que fue fabricado. Si aún es útil mejor regalarlo que tirarlo. Si aún es útil y está en muy buen estado, mejor venderlo que tirarlo.

 

Por cierto, si lo tiráis, que sea al contenedor adecuado. Os recuerdo que el ayuntamiento de Valencia dispone además de un ecoparque y camiones de recogida selectiva itinerantes. En las grandes ciudades y muchos pueblos existen servicios de recogida selectiva de deshechos. La ecología tiene que ser prioritaria en nuestra vida si queremos un futuro para nuestros hijos.

Comment List

  • Jose 31 / 01 / 2017 Reply

    Muy interesante!! Gracias por compartir tu opinión desde un punto de vista tan personal y por compartir varias webs donde poder donar esas cosas que ya no necesitamos.

  • neneco 01 / 02 / 2017 Reply

    Gracias, Jose por tus palabras. Seguiremos compartiendo opiniones y más cosillas en nuestro blog.

  • Diana García Vicente 21 / 02 / 2017 Reply

    Hay veces que vamos a vender cosas que no valen para nada…Y que ni de broma las utilizaría otra persona…
    Te encuentras por páginas de segunda mano unas cosas…Y a unos precios….Que la gente nose que piensa

    • neneco 21 / 02 / 2017 Reply

      Totalmente de acuerdo, Diana.
      Hay que tener claro que no es lo mismo dar algo que ya no utilizas que venderlo. Si alguien va a pagar por algo que tu ya no quieres, tiene que estar en muy buen estado y además tener un precio justo y adecuado para un artículo usado.

Deja un comentario