Juguetes para los más pequeños

Las navidades ya están aquí.

El mes de diciembre ha entrado pisando fuerte; con las temperaturas bajando, turrones esperando en los supermercados y luces de colores parpadeando en los escaparates.

Las navidades son mucho más bonitas cuando hay niños en casa. La navidad, sin niños es menos navidad.

Y, claro, como no, en nuestra sociedad, navidad equivale a regalos; en el caso de los niños cuando pensamos en regalos, pensamos en juguetes. Y, ¿por qué no? Los niños aprenden jugando y “el juego es realmente el trabajo de la infancia” (Fred Rogers).

Pues nada, a ver que piden los niños… Las cartas a Papá Noel y los Reyes Magos son muy prácticas, pero nuestros bebés aún no escriben cartas. Esto no es un inconveniente, todo lo contrario, hay que tomarlo como una ventaja y aprovechar para comprar juguetes adecuados a la edad y características de los pequeños.

En primer lugar es muy importante tener en cuenta que cada bebé es único, es, ni más ni menos, una persona y tiene su propio temperamento y gustos.

Hay bebés más tranquilos a los que los ruidos les pueden sobresaltar. Los hay muy movidos, a quienes les gustará mucho poder desplazarse a su manera. Los hay que lo miran todo,… Vosotros, como padres, conocéis a vuestro bebé y podéis saber qué le va a gustar.

Para los más pequeños los mejores juguetes son los que estimulan los sentidos: musicales, sonoros, luminosos,… mejor si las luces y sonidos no son estridentes.

A partir de los 3 o 4 meses el bebé empieza a agarrar objetos y podemos añadir los juguetes con texturas diferentes y los que tienen asas, los típicos sonajeros les suelen encantar.

Y, desde el primer momento, las mantitas de actividades y los “gimnasios” con arcos por encima son muy interesantes, para que, además de mirar los muñequitos, puedan ir practicando a rodar, arrastrarse, gatear,…

Nuestro bebé ya tiene seis meses, va creciendo y desarrollándose y cambian sus gustos y necesidades,… pero esta será otra historia…

 

 

Deja un comentario