¿Existe el instinto paternal?

¿Existe el instinto paternal?

Hasta ahora lo que sí se daba por supuesto es que existía el instinto maternal. Nadie sabe explicar muy bien en qué consiste, pero todo el mundo da por hecho que existir existe, ¡claro que sí!

La duda es: ¿este instinto está en todas las mujeres, en las que siempre han querido ser madres o en las que ya lo son? Lo que sí era evidente hasta ahora es que si “una” no tenía instinto maternal… ummmm,…. Bueno, no estaba muy claro, pero no era nada deseable en una mujer. Esto era tan obvio como que los hombres no lloran. Y todo, a su vez, era tan evidente, tan indiscutible, tan innegable, como que el sexo débil es el femenino (suspiro).

En fin, amig@s, por poco que hayáis estado por aquí, ya sabéis que los estereotipos no van conmigo. ¿Mujeres débiles? ¿Hombres insensibles?… todo esto son tonterías.

¿Existe el instinto paternal? ¿Existe el instinto maternal?

Pues os cuento una cosa. En una de las familias que vienen de vez en cuando por aquí sólo trabaja la mamá, el papá se queda en casa cuidando a la pequeña y haciendo las tareas. Ellos no lo han elegido así, son las circunstancias de la crisis que aún tenemos encima. Pues bien, en esta familia, la niña, que aún casi podríamos llamar bebé, no quiere separarse de su padre, a su madre le cuesta cogerla en brazos y que le haga caso. Estoy segura que éste no es el único caso. ¿Instinto paternal? ¿Este hombre tiene poderes por encima de la media y sabe cómo tratar a los bebés? No, claro que no, este hombre cuida a su bebé, la conoce y le da lo que necesita. Lo que casi siempre ocurría con las madres que, en general, hasta hace muy poco, eran quienes pasaban más tiempo con los hijos. Muchos niños no quieren separarse de sus madres y, sin embargo, casi no se acercan a sus padres, simplemente porque son ellas quienes les cuidan.

 

A pesar de todo, al parecer, estudios científicos demuestran que las hormonas son causantes de cambios en el período de la maternidad, no solamente en la mujer, sino también en el hombre:

http://www.consumer.es/web/es/bebe/familia/el-padre/2015/05/11/221841.php?utm_source=feedly&utm_medium=feed&utm_campaign=eroski-consumer/bebe

Todo esto es una buena noticia, ya que nos indica que contamos con la ayuda de la naturaleza para sobrevivir con éxito a una etapa de la vida importante y gratificante, pero, sin duda, muy compleja y estresante.

Un apunte importante, a poco que investiguemos en internet nos encontramos consultas de mujeres jóvenes preguntando por su instinto maternal. Identifican el instinto maternal con el deseo de tener hijos y piensan que, como no tienen ganas de tener una familia, es porque no disponen entre sus cualidades del famoso instinto. Esto no es así, los psicólogos definen el instinto maternal como: “El “instinto” de proteger, cuidar, nutrir y amparar a un hijo” (Laura Gutman). Como veis para que exista dicho instinto tiene que existir un hijo y, dada su definición, sería perfectamente válido para los hombres también.

A mí me ha gustado mucho saber que estos instintos se pueden considerar como instintos de supervivencia de nuestra especie, que nos llevan a proteger a los más débiles por el bien común. Somos seres sociales y el bienestar de las futuras generaciones nos tiene que importar a todos.

http://www.abc.es/familia-parejas/20140923/abci-existe-instinto-maternal-201409220947.html

Deja un comentario